122 casos de enterrados NN al igual que Luciano Arruga

“El proyecto tiene que ver con identificar a aquellos que están siendo desaparecidos por distintas razones en democracia”

celeste peroniso(30/8/2016) En los últimos días se conoció un informe de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y la ONG Acciones Coordinadas contra la Trata de Personas (ACCT), vinculado con la problemática de la identificación de cadáveres a nivel estatal, que ha dado como resultado la identificación de 122 NN. De manera inevitable, esto trae a colación uno de los casos más emblemáticos de los últimos años como lo fue Luciano Arruga. Al respecto de los informes y la situación que se atraviesa, Celeste Perosino de la ONG Acciones Coordinadas contra la Trata de Personas, conversó con Clase Turista y expresó: “Los informes forman de un proyecto que estamos llevando adelante con distintas dependencias del estado, tanto con la Procuraduría de Trata, del Ministerio Público Fiscal, el Ministerio de Seguridad de Nación, la Morgue Judicial de Capital Federal y otros actores estatales. Estamos trabajando para poder cumplir un área alcance que no había en el Estado que tiene que ver con realizar un trabajo sistemático en la identificación de personas desaparecidas en democracia”.

Perosino dijo que en en el país se tiene una ardua experiencia en identificación de personas, producto de lo ocurrido durante la última dictadura cívico-militar, pero sin embargo dicha experiencia no se replicó de manera sistemática en la desaparición de personas en democracia.

“El proyecto tiene que ver con realizar una tarea que permita dar cuenta o identificar a aquellos que están siendo desaparecidos por distintas razones en democracia”.

Celeste Perosino – Descargar audio

A partir del año 2012, crearon un padrón de personas desaparecidas en democracia. “Eso que hicimos fue un primer intento de poder condensar todas las denuncias existentes y en otro movimiento, lo que hicimos fue relevar las actas de defunción de NN en distintos puntos del país”, dijo y agregó: “Para eso trabajamos básicamente con los registros que condensa el Registro Nacional de las Personas que recibe las actas de defunción y las huellas dactilocospicas de los NN del país”.

“A partir de esos dos conjuntos de datos, lo que hicimos fue brindarles información al Ministerio de Seguridad para que haga cruces con fines identificatorios”, explicó.

De todos los casos relevados, solo un 6% tenía una denuncia realizada. Al respecto, Perosino dijo que lo interesante en esto es plantear es que la mayoría de las personas que identificaron en esta primera etapa son personas que tienen prontuario o tuvieron algún tipo de conflicto con la ley penal: “En ese sentido, podríamos tratar de explicar porque esas personas mueren, son inhumadas como NN y no hay un reclamo por detrás por parte de las familias”.

Sin embargo indicó que hay otros casos, aunque minoritarios, que si tienen una denuncia de desaparición por parte de la familia y aclaró que “tampoco implica que aunque no esté la denuncia, la familia no los esté buscando, pero no hay una denuncia formal en el estado”.

En el informe, una de las conclusiones más contundentes es la evidencia de un sesgo de género. Según los datos que muestran, las mujeres adolescentes son las más buscadas. Sin embargo, los cadáveres que aparecen como NN corresponden de manera predominante a varones adultos.

“Eso quiere decir que las mujeres no están institucionalizadas” y que una gran cantidad ha sido víctima de trata o femicidio para luego, por dar un ejemplo, ser enterradas en predios particulares o públicos o sus cuerpos ocultados, mutilados, incinerados, sepultados, con la intención de hacer desaparecer los rastros del crimen”, concluyó.