Se trata de la Escuela nº 515, Elina Tejerina de Walsh, primera esposa de Rodolfo Walsh

Avanzan sobre predio de una Escuela para Ciegos y Disminuidos Visuales

Padres, madres, alumnos y ex alumnos de la Escuela Especial para Ciegos y Disminuidos Visuales 515 manifestaron frente a la Escuela y cortaron el Camino Centenario denunciando la intervención de un predio clave para la realización de actividades fundamentales como andar en bicicleta y aprender a usar el bastón.

“Nos preocupa muchísimo la falta de una respuesta rápida del consejo escolar. Nosotros responsabilizamos a la dirección general de escuelas de no estar protegiendo el espacio público” afirmó Guillermo García, secretario Adjunto de SUTEBA La Plata en declaraciones a la movilera de Radio Estación Sur.

Guillermo García DGE

Y agregó que “dentro de las escuelas especiales, hay una escuela muy especial que es la escuela de ciegos. La 515 es una escuela creada por la primera mujer de Rodolfo Walsh, los docentes tienen una formación específica, no sólo asisten a quiénes concurren a la escuela sino que además hacen formación al resto de las escuelas. Realizan apoyo como maestras integradoras y la formación surge y depende de esta escuela. Las maestras de la 515 viajan por toda la región y realizan materiales didácticos. El prestigio de esta escuela es muy grande, dentro de los docentes y también tiene reconocimiento a nivel provincial y nacional. Por eso es tan irritante ver qué intereses particulares avanzan sobre predios de esta escuela”.

Guillermo García sobre la escuela

En 2014, la Escuela presentó el primer Atlas de Argentina en Braile. “El Atlas de Argentina fue armado con dobles recursos: color y texto y relieve en Braille, para que lo usen los no videntes, lo de baja visión y hasta lo pueda compartir con sus familiares o compañeros. Es el primero en Argentina y, creo, el primero en América Latina. Armarlo fue un trabajo verdaderamente artesanal hecho con una máquina llamada termoform, con una matriz donde, por ejemplo, con hilos de distinto grosor o maderitas balsa se marcaron las fronteras, los ríos, las montañas y las divisiones políticas”, precisaban por ese entonces las docentes a la agencia de Noticias Télam (Ver nota completa AQUÍ)

Victoria, mamá de uno de los niños que concurren al establecimiento, mientras realizaba carteles que colgaron del predio para visibilizar y hacer oír lo que les está ocurriendo, contó que “la escuela tiene firmados convenios con varias organizaciones. Algunos cortan el pasto, otros hacen el mantenimiento, porque el Consejo Escolar no dispone partidas presupuestarias para la Escuela. Los pibes asisten entre uno o dos días, depende de las necesidades de cada uno”.

Victoria, mamá

La situación que denuncian se presenta en diciembre cuando la Sociedad de Fomento Club Polideportivo Gonnet, que antes se había comprometido a cortar el pasto, arreglar los vestuarios e instalaciones aledañas a cambio de poder usarlo, instala bombas de agua, postes, alambrados y una serie de cambios que entorpecen la posiblidad de uso del mismo por parte de los y las alumnas y no se corresponden con el acuerdo inicial.

“Se suponía que ellos iban a ir a practicar, no a cobrar una entrada y a armar una cancha de fútbol. Lutkin – apellido del responsable de la sociedad de fomento- , firma un acta diciendo que él se responsabiliza por haber entrado al colegio sin autorización y por haber hecho obras sin el permiso de las autoridades. No entendemos porqué nadie se expide.”

El representante gremial de SUTEBA La Plata, García afianzó su critica hacia la Dirección General de Cultural y Educación: “E lamentable es que este predio deportivo tenga tal abandono por parte de la Dirección General de Escuelas que no garantiza el mantenimiento de este predio obligando a la escuela a hacer convenios con otras entidades de la comunidad”

Roque Rivero, ex alumno y activo militante y difusor de esta situación, contó su experiencia y cómo “la escuela me cambió la vida”.

Roque Rivero

Cerca de las 11.00 de la mañana, los padres cortaron el camino centenario – la escuela se encuentra en 495 entre 14 bis y Camino Centenario- y más allá de las habituales quejas de los automovilistas, también recibieron bocinazos de respaldo y palabras de aliento.