Programa especial: #MujeresyMalvinas

“Hicimos Patria desde la sanidad”

(04-04-2017) A 35 años de la Guerra de Malvinas, Viaje en Escoba, realizó un programa especial sobre #MujeresyMalvinas, en reconocimiento a aquellas Mujeres Invisibles, como las denomina Alicia Panero en el libro que rescata las voces silenciadas de las Veteranas de Malvinas.

En conversación con Silvia Barrera, Instrumentadora Quirúrgica y Veterana de Malvinas nos expresó que:

“Con los años, la gente nos va conociendo y los veteranos nos tienen totalmente incluidas. Nosotras seis fuimos reconocidas oficialmente apenas llegamos, y el resto de las chicas fueron reconocidas en el 2012. Los veteranos nos tienen como a sus hermanas de la guerra, y nosotras con el reconocimiento de ellos nos sentimos totalmente queridas, y el reconocimiento oficial va viniendo poco a poco, a medida que nosotros vamos haciendo este trabajo de ir por los Colegios contando la verdadera historia, quiénes somos.”

Respecto al trabajo que realizaban, recordó que:

“Allá en Malvinas hubo que hacer de camilleros, de enfermeras, entonces el trato con nuestros soldados, fue un trato codo a codo junto con los médicos trabajando. Para nosotros ése cambio en nuestra  rutina nos cambió profundamente el carácter, la forma de tratar al otro, que es propio de la enfermera, que su preparación es distinta.”

Silvia_Barrera – Descargar

Claudia Patricia Lorenzini

Claudia Patricia Lorenzini

También, Viaje en Escoba conversó con Claudia Patricia Lorenzini, Enfermera del Hospital Naval en la Base Naval Puerto Belgrano, quién dió testimonio de su experiencia:

“El hecho de haber sido Estudiantes, y de haber sido tan chicos, no nos quitó mérito como para asistir, curar y contener al herido que venía del frente.”

“Nuestras almas quedaron lastimadas para toda la vida, porque vivimos cosas y vimos cosas muy horrendas, que no estábamos preparadas. No estábamos preparadas ni como personas, -ni la Argentina estaba preparada para que se sostuviera una guerra-; y como Estudiantes Navales, ni siquiera estábamos preparados en enfermería, porque éramos Estudiantes. Sin embargo, lo hicimos con mucho amor, con mucho patriotismo. Nos necesitaron, y estuvimos. Hicimos Patria desde la sanidad.”

Respecto al trato que recibían por su condición de mujeres afirmó que:

En ese entonces no existía la cuestión de género, como tampoco existían los Derechos Humanos.

Yo denuncié acoso. La persona que yo denuncié, está en la justicia en éste momento. Me costó mucho, 29 años de silencio, pero me pude sacar esa mochila.”

También contó sobre su rol como enfermera, y el vínculo que tenían con los heridos de guerra:

“En mi caso, como el de muchas compañeras, nos dedicabamos a signos vitales, curaciones leves, lavados, por ahí darles de comer. Siempre la contención estaba, porque vos los veías tan lastimados, de corazón y alma, y la mayoría físicamente, que bueno, era inevitable.

Profesionales había obvio, pero muy pocos. Por eso, nos pusimos en actividad. Se rompió todo tipo de protocolo sanitario. Hicimos lo que nos ordenaban, aún así lo hicimos con amor, entregamos todo lo que teníamos.”

“Yo siento que fui un instrumento de Dios, -sin llegar a lo místico- y estuve en el lugar que tenía que estar. Y ojalá que no tenga que volver a estar, porque no quisiera otra guerra.”

Claudia Patricia Lorezini – Descargar

Carlos Giordano y ex combatientes de La Plata en el regreso a Malvinas con sus hijos

Y aunque el título de las temática menciona sólo a Mujeres, las Brujas no pudieron dejar afuera a Carlos Giordano, ex Combatiente de Malvinas, Dr. en Comunicación (UNLP), Integrante del CECIM (Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas) y Editor del libro “Malvinas y atlántico Sur: Estudios sobre soberanía”; quien reconoce profundamente y da testimonio de la historia de aquellas Mujeres Invisibles:

“La historia de las mujeres enfermeras, asistentes, es una historia como ellas bien lo dicen y  lo sufrieron, una historia casi invisible dentro de la memoria sobre Malvinas. La verdad es que muchos de nosotros conocimos a algunas de las Enfermeras o Asistentes, pero es una historia que nunca fue ni reconocida, ni trabajada, y también muchas de ellas siguieron en las Fuerzas, lo cual, también hizo que tuvieran una doble victimización. No sólamente la de la guerra en sí, sino también después, porque, siguieron sin poder testimoniar, sin poder decir qué hacían y sin poder denunciar lo que había pasado.

Es una historia que está empezando a tomar visibilidad, y todos estamos empezando a tomar dimensión del horror, y de lo que tuvieron que sufrir, y de lo que aún tienen que sufrir porque a 35 años aún, su historia la tienen que contar casi como la primera vez.

Nos solidarizamos y la hacemos nuestra, y podemos dar testimonio de que la deben haber pasado no sólamente como ellas lo dicen, sino bastante peor; porque los milicos argentinos nunca dejaron de ser los milicos de la dictadura para pasar a ser héroes en Malvinas, sino todo lo contrario. En la guerra tuvieron aún mayor impunidad que la que tuvieron en la primera parte de la Dictadura.”

Respecto al libro “Malvinas y atlántico Sur: Estudios sobre soberanía”, nos cuenta que:

“Es un libro que, su primer versión la editamos en 2014 cuando la perspectiva soberana era otra, había políticas de Estado que estaban construyendo soberanía a lo largo y a lo ancho no sólamente del país, sino de los temas, de los trabajos y de los lugares.

Esta segunda versión la sacamos frente a la ofensiva de políticas que atentan contra cualquier decisión soberana.

 

La soberanía es la capacidad que tiene el pueblo de decidir por sí mismo, de las cosas que pasan dentro de su frontera. Nosotros estamos perdiendo esa capacidad como pueblo, por decisión lamentablemente de una parte de éste pueblo, que son los que votaron mayoritariamente a éste Gobierno.

 

Éste es un libro coral, que tiene 41 autores, que representan a 14 de las 17 facultades y es un libro que te encontrás desde los líquenes que hay en el territorio de Malvinas, las proyecciones Antárticas, y también opiniones políticas, profundamente ideológicas sobre la soberanía.

A pesar de que no está en las pantallas hegemónicas, hay mucha producción de conocimiento y mucha conciencia.

Tratamos de compartir la memoria, no los recuerdos, sino la memoria, esa que te proyecta hacia el futuro.”

“A 35 años, nosotros tenemos varias batallas: Una es la que seguramente ustedes han escuchado por estos días, que es, terminar de completar la lucha por la identidad. Hay 123 tumbas  en el cementerio de Darwin que tienen la inscripción “Soldado Argentino sólo conocido por Dios”, y nosotros decimos que, así como fueron con nombre y apellido, con sueños, con historias a Malvinas, es necesario identificarlos y estamos en ese proceso, en una larga lucha que ha implicado militarla, pelearla, y también convencer a los Gobiernos, al Argentino y al Británico de que había que identificarlos, y luego a la Cruz Roja; y en éste momento están dos técnicos de la Cruz Roja haciendo el trabajo inicial de identificación de esos restos que están ahí. Es una lucha más interna.

La otra es la lucha en la cual no nos distinguimos del conjunto del pueblo Argentino, que es la lucha por volver a tener sueños soberanos, volver a tener materialidades soberanas, y volver a tener alguna esperanza y alguna perspectiva de soberanía. Poder decidir por nosotros mismos, y no que lo que están decidiendo por nosotros sea la entrega de los bienes, del futuro, de los sueños.

Con respecto a Malvinas, me preocupa el Gobierno Argentino; y por supuesto, con respecto a la perspectiva de Malvinas me preocupa el colonialismo y el imperialismo Inglés. A 35 años, la guerra no termina, y la lucha tampoco.”

Carlos Giordano – Descargar

Viaje en Escoba – martes de 20 a 22 hs.