Hernán Améndola, del Hogar Ángel Azul, conversó con Clase Turista sobre la delicada situación económica que atraviesa el lugar

“Vivimos golpeando puertas y todo es esperar”

(17.04.17) Hernán Améndola, del Hogar Ángel Azul, conversó con Clase Turista sobre la situación que atraviesa la institución por la falta de apoyo desde el municipio y la provincia que no les facilitan el dinero acordado.

El referente del Hogar de niños, aseguró que la Institución, que cuenta con todos los papeles necesarios y que tiene convenios firmados tanto con la provincia, como con el municipio, hace meses no recibe los fondos acordados.

Al respecto, Améndola, expresó que antes era el municipio quien se hacía cargo de pagar los servicios como la luz y el gas, y que ahora les respondieron que los “pagaran ellos” y que después, con las facturas, les darían el dinero. Hoy la deuda del municipio, en facturas servicios públicos, es mayor a los 45 mil pesos.

En esta misma línea la provincia tampoco deposita el dinero correspondiente a becas, para los 22 niños que viven en el Hogar Ángel Azul, ubicado en 117 36 y 37,  en el barrio Hipódromo, y que está siendo sostenido gracias a los “malabares” que realizan para “sacar a flote el lugar”, indicó Améndola.

“Tenemos gente que siempre está colaborando, el día a día está cubierto, siempre es bueno que alguien nos dé una mano”, dijo y agregó que “vivimos golpeando puertas y todo es esperar,  todo es tiempo”.

Es por esto que desde la institución realizarán un festival solidario el próximo sábado 22 a las 20 hs, en el espacio Viento Sur (10 39 y 40), a beneficio del Hogar.

 

Escuchá la entrevista completa:

clase turista hernan amendola 17-04-2017_11;49;45 (1)