Lleva tres meses desaparecida

Estación Sur participó de la jornada en reclamo de la aparición de Johana Ramallo

(26.10.17) A tres meses de la desaparición de Johana Ramallo, amigos, familiares y diversas organizaciones sociales realizaron una jornada cultural en plaza San Martín, exigiendo la aparición de la joven y que la justicia encuentre a los responsables. 

Estación Sur estuvo acompañando a los familiares y se realizó una radio abierta, en la que entre otras cosas se leyó un comunicado manifestando distintas consignas, entre ellas, que la justicia agilice la búsqueda.

“Nos plantamos para reclamar por tu aparición con vida, con una lucha sostenida. Nos plantamos para mover a la Justicia y hoy los tribunales federales están investigando tu desaparición vinculada al accionar delictivo de una red de trata”, dice el comunicado.

“Los días se hacen insoportables, no podemos seguir soportando que el Estado y los responsables políticos ignoren y perpetúen tu desaparición”, agrega y apunta contra el intendente Julio Garro y la diputada provincial electa Carolina Píparo, a quien acusaron de “cerrarles la puerta en la cara”. En este sentido, cuestionaron también el rol de la secretaría de Derechos Humanos provincial que “se comprometió a cuatro cosas y no cumplió ninguna”.

Además manifestaron que tanto la fiscal Betina Lacki, quien tuvo en un primer momento la causa, por obstruir la investigación – ya que en los casos de trata de personas las primeras horas son fundamentales- y la acusaron de “encubridora”.

“Denunciamos que tus familiares fueron golpeados y amenazados en un intento de amedrentamiento”, expresa el documento y acusa a la justicia de “patriarcal, misógina y racista”. Allí ademas, bregaron por el desmantelamiento de las redes de trata y aseguraron: “El Estado es responsable”.

 

 

 

 

Johana Ramallo fue vista por última vez el 26 de julio en las inmediaciones de 1 y 63. Desde un primer momento la familia solicitó a los responsables de la fiscalía que siguieran la pista de la trata de personas, por contactos que había tenido la joven el tiempo previo a su desaparición. Sin embargo, la justicia desoyó el pedido y fue después de diversas presentaciones que aceptaron cambiar la carátula de la causa, y que ahora se tramita en el fuero federal por pedido de los abogados de la familia.