La jueza María Laura Garrigós conversó con Tranqui 120

Desde Justicia Legítima cuestionaron las detenciones de De Vido y Boudou

(04.11.17) La jueza de Casación, María Laura Garrigós de Rébori cuestionó las detenciones de los exfuncionarios kirchneristas y acusó a la “presión mediática”. “Estos actos mediáticos, como ir a detener a un exvicepresidente de la Nación y filmarlo dentro de la cocina de su casa, descalzo, ponen de manifiesto un exceso de poder, un desparpajo, para demostrar dónde está el eje del Poder, para que nadie se atreva a confundirse y opinar diferente”, afirmó en diálogo con el programa Tranqui 120 .

Para titular de Justicia Legítima, “hay una tendencia a convertir al Poder Judicial en una burocracia que atienda los reclamos de la clase política o de la presión mediática”. De esta manera, opinó, “el Poder Judicial deja de ser la vía para que los ciudadanos podamos reclamar por los derechos vulnerados paraconvertirse en una herramienta del poder mediático y del poder real”.

Consultada por el arresto de los funcionarios kirchneristas, la jueza aseveró que “tanto en el caso de De Vido y como en el de Boudou no se ha demostrado que hubiera algún riesgo para el expediente. Esa afirmación  no tiene una base fáctica ni objetiva anterior que la justifique. Entonces, presumir que una persona puede influenciar el expediente ahora, implicaría explicar por qué no se hizo esta presunción cuando esa persona estaba en el cargo y no se le pidió ni el desafuero ni la detención en ese momento. Porque estando en el cargo podría tener algún poder para influir. Hoy parece que el poder que pudiera tener Boudou o aún De Vido es relativo, siendo que los que tienen el resorte de poder son sus opositores políticos”.

“Para poder manejar todo el poder judicial, hay que disciplinarlo. Y estos actos tan mediáticos, como detener a un exvicepresidente de la Nación y filmarlo dentro de la cocina de su casa, descalzo, está poniendo de manifiesto un exceso de poder, un desparpajo, para demostrar dónde está el eje del Poder, para que nadie se atreva a confundirse y opinar diferente”, añadió.

En tanto, Garrigós manifestó que “el Poder Judicial rápidamente se alineó y está tratando de responder a los requerimientos” del Gobierno. En este sentido, denunció un acuerdo entre jueces y el Ejecutivo para mantener la excepción en el pago del Impuesto a las Ganancias: “Ayer circulaba un pedido de la presidenta de la Asociación de Magistrados a miembros de esa organización, donde se los invitaba a opinar sobre un proyecto de reformas que modifican el régimen de trabajo en el Poder Judicial. Y aparentemente, la Asociación de Magistrados habría negociado acceder a estas modificaciones a cambio de que no se le cobraran Ganancias a los jueces”.

En este contexto, Garrigós criticó las declaraciones sobre los horarios de los juzgados que Mauricio Macri realizó durante el anuncio del paquete de reformas, explicó que “los comentarios que hizo el Presidente atiende a problemas que no son reales” y pidió “pensar en reformas estructurales de verdad”. “La lentitud de la Justicia no tiene que ver con la cantidad de horas de trabajo, sino por la cantidad de jueces que tienen capacidad de dictar sentencia, y con procedimientos que son vetustos, de otro siglo, que impiden avanzar en el conocimiento del problema que se menciona en el expediente en forma rápida. Por más que los jueces trabajen más horas esto no se va a modificar”, alegó.

Por otra parte, la magistrada se refirió a la renuncia de Alejandra Gils Carbó y dijo que el Gobierno “convirtió a la Procuradora en un enemigo político a sólo efecto de obtener su desplazamiento, porque su permanencia evitaría el diseño de procurador que se pretende”. “Así se va a buscar a un Procurador del signo político de los que buscaron su desplazamiento, porque quieren poner a un amigo político para ese cargo, eludiendo que la Constitución diseña un Procurador separado del resto de los poderes porque un procurador no es un empleado del Ejecutivo”, puntualizó.