Moira Millán, weychafe mapuche, líder del movimiento de recuperación de las tierras ancestrales indígenas

“No se trata sólo de que se vayan, se trata de que paguen por los crímenes cometidos”

Esta tarde Moira Millán, weychafe (guerrera) mapuche, activista y una de las líderes del movimiento de recuperación de las tierras ancestrales indígenas, en comunicación con el programa De olivos y piedras, habló sobre la impunidad con la que las fuerzas parapoliciales se desenvuelven en la Patagonia Argentina, el movimiento de mujeres indígenas por el buen vivir y sobre su reciente libro que estará presentando en la ciudad de La Plata en el mes de Octubre, entre otras cosas.

“Es terrible lo que está pasando con la organización parapolicial de los terratenientes en la Patagonia. Recuerden cuando Patricia Bullrich dijo abierta y públicamente sin ningún tipo de resquemor “quien se quiera armar, que se arme”. Esa frase tiene consecuencias, fundamentalmente en nuestras vidas.”

“Hoy tenemos situaciones en las que aparecen los latifundistas armados “hasta los dientes”, amenazando de muerte a las comunidades y generando situaciones de violencia en las que estamos totalmente indefensos de manera institucional. Nadie nos protege a nosotros y sin embargo los terratenientes y los empresarios están, no solamente protegidos por las fuerzas regulares, sino que encima le permitimos la conformación de grupos parapoliciales”.

Con respecto al gobierno de Cambiemos que tanto ha beneficiado a los grandes empresarios en la Patagonia, resaltó: “Ahora hay una desesperación por que se vayan, pero no se trata sólo de que se vayan, se trata de que paguen por los crímenes cometidos, porque entonces si nosotros nos conformamos con que solamente dejen el poder, ellos van a seguir siendo beneficiados por todas las estafas, por todo lo que han provocado.”

“Yo lo que siento es que no hay una reparación verdadera, no hay un acto de justicia real. Porque todos nuestros actos tienen consecuencias, y no puede ser que haya una casta privilegiada que desde la conformación de este Estado hasta la fecha se haya enriquecido con sus manos ensangrentadas de tanta matanza, de tanta muerte perpetrada sobre los territorios indígenas. Estos sujetos siguen gobernando de generación en generación sin ser condenados ni juzgados de sus actos criminales.”

Anteriormente mencionó el encuentro que en ese territorio pudieron darse las mujeres indígenas, y la importancia de estar organizadas.

“El movimiento de mujeres indígenas por el buen vivir es un espacio en el que nos organizamos centenares de mujeres provenientes de las 36 naciones. Recientemente hicimos nuestro segundo parlamento en la localidad de Las Grutas, en la provincia de Río Negro, al cual han asistido 250 hermanas. Es un número importante, teniendo en cuenta que somos el sector más empobrecido de este país y que nuestra organización no recibe fondos de ningún lado, es autogestiva, entonces ha sido un esfuerzo enorme que hayan llegado hermanas guaraníes de Misiones, hermanas wichís de Chaco y de Formosa, hasta el sur de la Patagonia.”

“Realmente fue muy significativo poder concluir allí todas las hermanas para poder debatir una agenda de resistencia, de lucha, de propuestas para ver cómo podemos enfrentar la violencia en los distintos aspectos que nos va oprimiendo día a día. Y el movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir lo que se propone es crear un horizonte emancipatorio no solamente para los pueblos, sino también para la naturaleza. Básicamente lo que planteamos es que necesitamos conseguir la libre determinación de nuestras cuerpas, de nuestros territorios y de nuestros pueblos”.

También comentó sobre su libro recientemente publicado El tren del olvido, que estará presentando el 11 de Octubre en la ciudad de La Plata: “Estoy teniendo problemas con mi novela. La Sociedad Rural ha salido a boicotearla y ahora no está llegando a las librerías. Es muy triste y desesperante porque a lo largo de este país, la sociedad rural ha logrado callar voces de historiadores. Yo me acuerdo de Liborio Justos que escribió Pampas y lanzas que también se ganó la enemistad de la sociedad rural, y es un libro que hasta hoy día cuesta conseguirlo, y de hecho él se tuvo que exiliar, se tuvo que ir del país.”

“Lo mismo Osvaldo Bayer que fue echado por la sociedad rural en la zona de Esquel, y ahora me pasa que un montón de gente amiga va a buscar el libro a las librerías y no está, cuando la editorial a mí me dice que están enviando los libros. Entonces les pido por favor a todos los oyentes que pregunten en las librerías, aunque no lo vayan a comprar. Que garanticen que en este país, todos los que publicamos, tenemos derecho a que se oferte al público nuestras publicaciones. Que no puede ser que ellos sigan ganando. Que siempre, estos villanos, históricamente ganen. Es muy frustrante.”

Escuchá la entrevista completa aquí:

 

Moira Millán

Noticias relacionadas

Jorge Capitanich fue elegido gobernador en Chaco

Jorge Capitanich fue elegido gobernador en Chaco

En un domingo en donde la atención principal estaba en el Debate Presidencial, Jorge Capitanich se imponía en la provincia de Chaco con más del 45% de los votos frente al radical Carim Peche. "Tuvimos una gestión reconocida por la comunidad, y también en la ciudad de Resistencia,porque hemos...

#SOMOSPLURINACIONAL marchó al Estadio Único

#SOMOSPLURINACIONAL marchó al Estadio Único

A pesar de la tormenta y de la suspensión del acto oficial del Encuentro Nacional de Mujeres, la comisión de la campaña #somosplurinacional marchó desde Parque Alberti hacia el Estadio Único, donde pronunciaron la apertura por un encuentro "plurinacional, de lesbianas, travestis, trans...

“La marea verde no baja”

"La marea verde no baja"

En el marco de los preparativos para el 34 Encuentro, Los Hijos de la Flor dialogaron con María Julia Constant, parte de la Comisión organzadora del Festival por el Aborto legal, seguro y gratuito, a llevarse a cabo este sábado desde las 18:00 en 7 y 50. "Creemos que la marea verde tiene que...